¿Eres el hijo adulto de un padre que a menudo manipula y abusa de ti? ¿Sientes que hagas lo que hagas no es lo suficiente para tener el amor y aprobación de tu madre o padre? Si es así, no estás solo.  Uno pensaria que uno podria contar con el amor y apoyo de sus padres, pero por desgracia muchos hemos nacido de personas disfuncionales.  En situaciones como esta, le explico a la gente que una de las grandes verdades que he aprendido en la vida es que no se puede cambiar a nadie. La gente sólo cambia cuando quiere. Incluso en una relación que está en espiral hacia abajo, una persona puede hacer temporalmente los cambios que su pareja está solicitando, pero si no son realmente serios, no va a durar.

La verdad es que no se puede obligar a nadie a cambiar. En todo caso, intentarlo sólo creará resentimiento. El verdadero cambio debe venir desde adentro. En situaciones en las que constantemente estás siendo defraudado y dolido, tú necesitas decidir lo que vas a hacer al respecto. Date cuenta de que no puedes cambiar a otras personas, pero siempre se puede tomar el control de tu propia vida, haciendo lo que es correcto para ti sea lo que sea.

A menos que tú estés cuidando a un niño pequeño, no eres responsable de nadie más que de ti. Nadie puede hacer para que lo que no permite que ellos hagan a ti. Si te mantienes permitiéndote ser abusado, entonces esa es la forma que siempre vas a vivir porque la otra persona ya está acostumbrada a salirse con la suya. Tú puedes anticipar más del mismo comportamiento.

Esto realmente es una cuestión de respeto a ti mismo y ser dueño de tu propia vida. No te instales en el papel de víctima, sintiéndote atrapado y sin esperanzas, sobre todo cuando se tiene tanta vida por vivir. No cuando la vida es tan valiosa.

Haz lo que sea necesario para garantizar tú bienestar, ya sea estableciendo límites o incluso manteniendo distancia. Recuerda, la única persona responsable de de ti eres tú.  Es tu deber cuidarte muy bien a ti mismo, a pesar de que la gente que te debió haber cuidado, no lo hizo.

Como dijo una vez Gandhi: “Sé el cambio que deseas ver en el mundo.” Lleva tu enfoque hacia a tu interior. Tu felicidad es lo que más importa.

Pin It on Pinterest

Share This