No solo hipnotizo a la gente. A menudo ayudo a la gente a deshipnotizarse a sí mismos de la ansiedad, negatividad, los ataques de pánico y la depresion.
Lo explicaré. Nacemos con miedos básicos, como el miedo a caernos desde un punto alto y a fuertes ruidos que nos adviertan de algo que nos puede caer encima. Estos están ligados a nuestra supervivencia. Casi todo lo demás se aprende. Por desgracia, es más fácil para lo negativo dejar huella en nuestras mentes que para lo positivo. Esto es particularmente cierto cuando experimentamos el miedo, el dolor, el shock o una intensa tristeza. La mente hace automáticamente una nota mental acerca de esas experiencias, ya que siente que son perjudiciales para tu supervivencia. En la naturaleza, cuando un animal se siente amenazado, la mente instintivamente elige luchar o huir como reacción al estrés.
Experimentamos el mismo tipo de respuestas. La lucha se expresa como ansiedad y la fuga como depresión. Por lo general, tienden a experimentar esto después de las abrumadoras situaciones o después de que se haya experimentado un trauma severo.
Así, por ejemplo, si una persona tuvo un accidente en automóvil en donde su coche realmente quedó fuera de control en la autopista, puede ser que ahora esa persona se sienta preocupada y ansiosa incluso antes de llegar a una autopista. Lo que está sucediendo es que su mente quiere regresar a la misma vía neural que hace referencia al trauma inicial.
Ellos pueden sentir que su corazón late más rápido, con la respiración irregular y sus mentes generan pensamientos negativos obsesivos que no tienen sentido. Físicamente, la persona no lo sabe pero su corteza suprarrenal empieza a crear las hormonas del estrés. Pueden encontrarse sintiendo menos espacio en su pecho, dolores en su cuerpo, desmayos e incluso temblores. Para su mente, la amenaza de que algo malo suceda es real. Esto se debe a que hay una parte de nuestra mente que no puede notar la diferencia entre una amenaza real y una amenaza percibida. Una vez que una via neural es establecida, un nuevo hábito se establece en su mente por lo que quiere ir constantemente por ese mismo camino.
Con el tiempo, la persona comienza a tener estas experiencias en su vida, día a día. Como un reflejo, muchas veces este nuevo hábito se activa de forma automática haciendo que la persona se sienta fuera de control.
Me he encontrado con que la hipnoterapia es una de las mejores maneras de tomar el control del estrés, la ansiedad, los ataques de panico y la depresión debido a que el objetivo es deshacer patrones negativos. En un estado hipnótico la persona entra y entrena a la mente para funcionar normalmente. Y si algunos de ustedes no sabían, fue por la ansiedad que yo misma me metí en La Hipnoterapia y ahora eso sólo es parte de la historia, gracias a Dios.

 

Pin It on Pinterest

Share This