¿Temes que algo malo va a suceder? ¿Encuentras que tu mente construye escenarios de todas las cosas horribles que podrían ocurrir? Incluso cuando las cosas van bien, muchas personas tienen la sensación de que en cualquier momento, algo malo sucederá, que perderán todo o que se arruinará. Este tipo de patrón de pensamiento te hace sentir innecesariamente negativo y ansioso. Peor aún, puede ser que te topes con una sensación de inseguridad al grado que no encuentres la manera de vivir en paz. Aquí tienes algunas ideas que pueden ayudar a reducir la ansiedad anticipada.
1. La verdad es que nadie sabe lo que va a ocurrir. Nadie puede predecir el futuro. Hay un cierto nivel de incertidumbre en la vida de todos. Es mejor aceptar la incertidumbre y en todo caso, emocionarte por las cosas buenas que pueden venir en el futuro. 2. La preocupación y el pesimismo pueden causar estancamiento. Al imaginar todas las cosas terribles que podrían ocurrir te puedes encontrar paralizado de miedo. Tu mente puede fabricar tanta ansiedad que te puede llevar a no tomar una acción por miedo de que pueda terminar en resultados negativos. Esto hace que nunca hagas nada. El tener una mentalidad racional positiva sólo puede ayudar a hacer que sucedan cosas positivas en tu vida.
3. Si te centras demasiado en las historias desastrosas que tu mente fabrica puedes llegar a creer en ellas a pesar de que podrían ser una posibilidad entre millones más. Concéntrate en lo que conoces y vive el presente. Recuerda que los desastres que imaginabas no ocurrieron y toma en cuenta que en este momento estas bien.

Pin It on Pinterest

Share This