Controla tus pensamientos

Controla tus pensamientos. Estar en calma es la mejor arma para combatir el estrés y la ansiedad.

Controla tus pensamientos y combate el estrés y la ansiedad con sentimientos que te permitan mantener la calma. Mantener la calma es la mejor manera de contrarrestar el estrés, la incomodidad, la ansiedad, la ira y la depresión. Pero ¿cómo podemos entrar en un estado de calma cuando estamos tan abrumados? #sashatips

  1. Comienza tus mañanas con una mente tranquila. Despiértate temprano para que puedas realizar todas tus actividades matutinas sin estar estresado. Puedes reservar 10 minutos cada mañana para meditar y visualizar tus metas diarias y a largo plazo.
  1. Combate el estrés mediante la práctica de hábitos saludables. Durante el día puedes encontrarte en diversas situaciones que te lleven a experimentar el estrés, la ira, la ansiedad o la depresión. Todo el mundo experimenta este tipo de situaciones. Es parte de la experiencia humana. En estas situaciones, tu objetivo es reemplazar las reacciones crudas por las respuestas saludables que te mantengan en control. En lugar de experimentar una reacción fuera de control como comer comida basura, procrastinar en tus quehaceres o incluso consumir alcohol o drogas, identifica cuáles patrones de comportamiento no te están favoreciendo. Sustitúyelos por una manera calmada de ver las cosas por lo que son, mientras te mantienes positivo y en tu propio poder. Re-direcciona o elimina cualquier energía ansiosa haciendo ejercicios de respiración, yoga, caminar, hablar con un amigo o hacer algo positivo que te guste. También te recomiendo tomar cinco minutos de meditación para enfocar todos tus pensamientos y su ser.
  1. Dedica tiempo para re-energizarte. Estar ansioso y abrumado es normal, especialmente cuando tienes mucho trabajo o estas acompañado y sin tiempo para ti . En escenarios como estos, tómate al menos 15 minutos para alejarte de todo lo que no es necesario, como los teléfonos y las redes sociales. Encuentra un lugar tranquilo para cerrar los ojos y respirar profundamente. Comienza a calmar tu mente imaginando que estás liberando todo el estrés de tu mente y energía. Te sorprenderá lo mucho mejor que te sientes después.

 

Pin It on Pinterest

Share This