Señales de Ansiedad de Alto Funcionamiento

El trastorno de ansiedad se está convirtiendo en la norma hoy en día, se cree que es la enfermedad más popular en Estados Unidos con 40 millones de adultos afectados cada año. Afortunadamente, también es algo que se puede tratar. El problema es que eso no es posible diagnosticarlo si ni siquiera te das cuenta de que tienes un problema. Aquí están los signos de que está experimentando un trastorno de ansiedad generalizado.

1. Eres una personalidad perfeccionista de tipo “A”. alguien que tiene que hacer las cosas de manera muy específica y que espera resultados prácticamente perfectos. Incluso puede que nunca estés satisfecho con lo que has logrado o cómo te está yendo.

2. Te impones mucha presión a ti mismo hasta el punto de que experimentas tensión y ansiedad constantes. Puede que siempre tengas prisa, que siempre hagas múltiples tareas a la vez y que nunca tengas suficiente tiempo para ti.

3. Eres un adicto al trabajo. La adicción al trabajo puede conducir a una ansiedad de alto funcionamiento. ¿Por qué? Porque si estás obsesionado con tu trabajo, también te lo llevas contigo a casa y a la cama. Eso significa que nunca tendrás tranquilidad, siempre pensando demasiado en situaciones de trabajo porque estás tratando de resolver problemas las 24 horas del día, los 7 días de la semana y puedes estar continuamente preocupado por lo que podría salir mal con un posible cliente o proyecto.

4. Te mantienes constantemente ocupado. Estás constantemente apurado por llegar a algún lado o hacer algo, por lo que te queda poco tiempo para relajarte y disfrutar el momento. Irónicamente, estas 2 cosas son exactamente las que te ayudan a enfocarte y a hacer más cosas.

5. Eres bueno apartando tus emociones hacia un lado y que cuando estas emociones finalmente salen, te sientes abrumado por las mismas.

6. Experimentas miedos irracionales que ves como lógicos y racionales. Esto incluye el miedo a perder tu trabajo e irte a la bancarrota, ser abandonado por tu pareja o tener problemas de salud, como cáncer, incluso si no hay signos o pruebas que respalden esas preocupaciones.

7. Estás constantemente preocupado por algo. Una persona que experimenta ansiedad de alto funcionamiento puede pasar cada segundo nerviosa por algo, especialmente porque siempre hay algo que debe hacerse. Esos pequeños momentos de inquietud y pánico, cuando suceden durante todo el día, pueden llevarte a sentir que estás constantemente al borde de una catástrofe.

8. No duermes bien. Tener problemas para dormir, ya sea para dormir o despertar varias veces por la noche es otro signo de ansiedad. Un signo revelador de que no estás durmiendo lo suficiente es despertarte sintiéndote atontado. No dormir bien puede ser realmente problemático porque afecta la calidad de tu día y tu capacidad para concentrarse y funcionar a un nivel óptimo.

9. Tienes síntomas físicos. ¿Experimentas frecuentemente tensión muscular, dificultad para respirar y náuseas?, ¿tienes la boca seca, latidos cardíacos irregulares y pérdida del apetito? Alguno de estos síntomas puede ser porque tu cuerpo te está indicando que algo no funciona. Tu mente está tan abrumada que toda esa ansiedad ahora ha encontrado el camino hacia tu cuerpo.

La ansiedad de alto funcionamiento puede pasar desapercibida porque la experimentan personas con alto rendimiento que, a los ojos de cualquiera que las conozca, tienen éxito. Si lo que te he descrito te resulta familiar, te sugiero que tomes las medidas para que la ansiedad no se convierta en una parte permanente en su vida. Reconocer el problema es el primer paso.

 

Pin It on Pinterest

Share This