Por Qué Tuve Que Hipnotizarme Para Perdonarme Por Un Gran Error

¡ amigos! antes de nada quiero decirles que al final de este video, voy a compartir algunas imagenes muy especiales para mi, Aseguren de ver este video hasta el final para no perderselas. Hace unos meses, estaba rápidamente ordenando mi oficina después de haber acabado un guión que estaba escribiendo, tenía un cliente que estaba a punto de llegar en cualquier momento. Así que imagina, lo ordené todo deprisa y corriendo. De repente, escuché algo caer en la papelera que está detrás de mi escritorio. Estaba tan apurada que pensé: “sacaré lo que sea después de la sesión”. No fue hasta días después cuando me di cuenta de que me había olvidado de hacerlo.
En esos días, me di cuenta de que no podía encontrar mi nuevo disco duro, en el que había puesto todas las fotografías y videos que había tomado durante toda mi vida. Me encanta la fotografía y he viajado bastante, así que son muchas. No solo eso, sino que también tenía las fotos y videos de mi único hijo. Empecé a buscar y no pude encontrarlo.
El tiempo pasó. Fue semanas más tarde cuando me di cuenta de que el disco no se encontraba por ningun lado. Busqué en la oficina y en mi casa. Encontré un disco duro pero mi novio me dijo que era suyo. Después de mirar y mirar, puse uno y uno juntos y concluí que lo que había caído en la papelera era el disco duro que faltaba. Me sentí horrible por eso.

Había fotos de algunos de los niños de mi familia que nadie más tenía. De buenos amigos Y por supuesto, estaban todas las fotos y videos de mi bebé. Miles. La gente me preguntaba: “¿Por qué no las pusiste en la nube?”. Solo podía responder que debería haberlo hecho pero no lo hice. Me sentí llena de arrepentimiento y culpa. ¿Cómo pude haber sido tan tonta? Me sentí tan mal que comencé a tener pesadillas por la noche. El remordimiento me estaba comiendo viva. Llegué al punto en que sabía que necesitaba hipnotizarme. Sí, podría hipnotizarme a mí misma. Es solo que cuando alguien más lidera la sesión, puedes soltarte mejor y dejar que tu mente absorba las sugestiones que se te dan.

Sabía que tenía que tener una experiencia sólida, así que esa es la ruta por la que decidí ir a ver a unos de mis colegas. Cuando le expliqué lo que había sucedido lloré, algo que normalmente no hago, pero necesitaba liberar toda esa emoción. Después de nuestra sesión, me sentí más ligera. Durante los días siguientes, pude sentir que me sentía más en paz con lo que había sucedido. Con cada día, podía sentirme aceptando las cosas por lo que eran. Las pesadillas se detuvieron y me centré en pedir a mis seres queridos que me enviaran las fotos de mi hijo que en algún momento les había enviado. Pasaron los meses. Cuando pensé en el disco duro, pude sentir algunos de esos sentimientos asquerosos pero no tan cercanos como antes. Los sentía un poco y luego continuaba con mi día.
Entonces mi hijo se enfermó recientemente. Tenía problemas para respirar, así que necesitábamos usar un nebulizador. El problema era que faltaba una pieza y Jerry, mi novio dijo que no podía encontrarla, así que decidí buscarla yo misma. Buscando en las cosas de mi perro, Little Teddy, vi un disco duro. Lo saqué y Jerry dijo: “Ese es tu disco duro”. Por un breve momento, recuerdo que me sentí un poco enojada pensando: “No me des falsas esperanzas”. No me hagas eso. Ya he pasado tanto por ese disco duro. “Le dije, te mostré este mismo disco duro hace meses y me dijiste que era tuyo. Dijo que no, “tu disco duro era plateado y el mío negro. La parte plateada de mi disco duro miraba hacia arriba. Cuando le di la vuelta, me di cuenta de que el fondo era negro, así que cuando le pregunté antes, deberia haber sido con la parte inferior hacia arriba. Corrí a mi portátil, la conecté y aleluya, era mi disco. Estaba tan feliz que no bromeo,

Lloré lágrimas de alegría. Sentí una sensación de alivio. Al día siguiente, puse todo en la nube. Mi historia tuvo un sorprendente final feliz, pero incluso si no hubiera sido así, al menos ya había sido capaz de encontrar la paz sobre lo que había percibido como un gran error estúpido. En la vida, todos vamos a cometer errores. Todo el mundo lo hace. Es parte de la vida. Por eso, si te has estado torturando a ti mismo por algo que hiciste o qué sucedió, te sugiero que uses hipnoterapia para solucionarlo, ya que es una herramienta muy efectiva para ayudar a tu mente a hacer lo que se llama un replanteo. Ese término se refiere a cambiar la percepción de algo. Lo que estás haciendo es intercambiar una forma de ver y de sentir con una mejor percepción de aquello que quieres tratar.

Cuando lo pienso, independientemente de por lo que las personas vengan a mi oficina, eso es lo que siempre se requiere cuando una persona está buscando hacer un cambio positivo en su vida. Para mejorar algo en tu vida, debes cambiar tu modo de pensar.

Y, por cierto, si has sentido remordimiento, culpa y vergüenza por algo que hiciste, tienes que saber que voy a crear un módulo en mi nuevo sitio web de suscripción, que te ayudará a procesar cualquier error que puedas haber hecho para que no estés atrapado por el pasado. No será parte de mi lanzamiento inicial, pero en un mes o dos después de que la lance, va a estar listo. Asegúrate de suscribirse a mi boletín de noticias en mi website para que cuando esté en funcionamiento, pueda enviarte un correo electrónico para informarte. Y ahora mis amigos, voy a compartir con usted algunas de las imágenes y videos que estaban en mi disco duro.

 

Pin It on Pinterest

Share This