Depresión en Adolescentes: Lista de Los Síntomas Más Comunes

Encuestas recientes indican que uno de cada cinco adolescentes sufre de depresión clínica. Según mi experiencia, una combinación de depresión con problemas como malas relaciones familiares o bullying en la escuela y baja autoestima puede ser la razón por la cual un adolescente muestre actitudes rebeldes e insalubres.

Añade a esto que el cerebro adolescente no se ha desarrollado completamente y todavía está sufriendo muchos cambios y que sus hormonas están en fluctuación y puede resultar un adolescente experimentando un comportamiento bastante inquietante. Por cierto, el cerebro humano no está completamente desarrollado hasta la edad de 25 años.

La depresión se puede tratar con éxito en un alto porcentaje, y sin embargo, la mayoría de los adolescentes deprimidos nunca reciben tratamiento. Esto se debe a que puede ser difícil de diagnosticar en adolescentes, ya que para un adulto es relativamente normal que un adolescente esté de mal humor o taciturnos. Además, los adolescentes no siempre entienden o expresan sus sentimientos demasiado bien.

Por ejemplo, un adolescente puede experimentar problemas como el acoso durante años sin decirle nada a los padres hasta que la situación se vuelva desesperada y el adolescente se sienta totalmente inseguro, asustado y deprimido. Eso puede conducir a una baja autoestima, altos niveles de ansiedad y desesperanza. Un padre que viva esto podría estar desconcertado preguntándose qué está pasando ya que su hijo no está expresando ningún problema.

A veces, los signos de depresión tampoco son obvios, ya que no todos los adolescentes parecen deprimidos. Es importante distinguir el mal humor ocasional de la depresión.

Es importante que preste atención a los siguientes síntomas si los notas persistentemente en un adolescente:

  • Pérdida de interés en las actividades.
  • Aislarse de las cosas y las personas que aman.
  • Fatiga o falta de energía.
  • Experimentar altos niveles de ansiedad
  • Dificultad para concentrarse
  • Tristeza o desesperanza
  • Irritabilidad o enojo
  • Hostilidad y comportamiento imprudente
  • Sentir que algo anda mal con ellos
  • Puede dejar de cuidarse
  • Podrían incluso comenzar a autolesionarse haciendo cosas como cortarse a sí mismos
  • Llanto frecuente
  • Falta de entusiasmo y motivación
  • Cambios en los hábitos alimenticios y de sueño
  • Abuso de drogas y alcohol
  • Adicción a los teléfonos inteligentes
  • Sentimientos de inutilidad y culpabilidad
  • Dolores inexplicables
  • Rendimiento escolar deficiente
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

Ten en cuenta que es probable que estos síntomas empeoren en lugar de desaparecer por sí solos, razón por la cual es importante que le prestes al adolescente la ayuda que necesita lo antes posible. No esperes.

 

Pin It on Pinterest

Share This