Filtros Mentales Negativos y Su Impacto en Nuestras Vidas

Hoy voy a compartir una historia muy interesante contigo. Hace años, una mujer vino a verme porque tenía ese miedo horrible de volar. Ya había trabajado con su hija y al ver la diferencia que había hecho en su vida, su madre se decidió a venir. En un momento de nuestra sesión, le estaba haciendo unas preguntas básicas introductorias cuando le pregunté: ¿Cuál es el lugar donde te ves feliz? Con una cara inexpresiva, respondió: ninguno. Le contesté rápidamente que tenía que haber por lo menos un lugar y ella dijo que no.              

Lo que lo hacía tan difícil de creer era que esta mujer había estado trabajando en la misma compañía durante décadas, tenía dos hijas adultas hermosas, inteligentes y exitosas y había estado casada con el mismo hombre durante más de dos décadas y todo en esa relación estaba bien. Obviamente, algo andaba mal. Cuanto más le preguntaba de formas diferentes por algún recuerdo de una experiencia positiva, menos cedía. Llegó al punto en que necesitaba avanzar con la sesión, así que pasé página.
Le pregunté tantas veces por un recuerdo de un momento positivo que durante nuestra sesión, sin que yo se lo hubiera pedido, su mente se fue y encontró un recuerdo. Y lo increíble fue que más tarde, me dijo que era un recuerdo del que no tenía ningún recuerdo anterior,

su mente la llevó a cuando tenía solo 5 años, pobre, sin sus padres, viviendo en la casa de un miembro de la familia con personas que no siempre la trataban bien. Se conectó con un recuerdo particular cuando tenia puesto un vestido amarillo que tenía flores en él. Me dijo que a pesar de que su vestido estaba sucio, dijo que se sentía feliz. Mientras me contaba todo al respecto, se notaba que también estaba experimentando sentimientos de felicidad y paz. Otra cosa era que no hablaba como la mujer seria que había venido a verme, sino que hablaba más como una niña. Después de ayudarla a procesar esa experiencia, continué con nuestra sesión y terminé sesión. Mi clienta pasó a tener una de las experiencias de vuelo más tranquilas que había tenido en mucho tiempo. Estaba muy orgulloso de ella.

Lo que pretendo al compartir esa historia contigo es que nuestra mente inconsciente tiene todo tipo de cosas almacenadas en el disco duro de nuestras mentes, algunas cosas de las que somos conscientes y otras de las que no tenemos ningún recuerdo. No necesitamos saber todo lo que está almacenado, pero es recomendable procesar cualquier cosa que pueda estar afectando negativamente tu presente. Por ejemplo, si tienes automáticamente pensamientos y conductas negativas que solo te lastiman, tienes que trabajar en eso porque no se controla solo, nuestras mentes generalmente siguen queriendo hacer lo mismo una y otra vez. Depende de ti si vas a dejar que el pasado te controle o si vas a tomar el control. Para obtener más información sobre las sesiones, no dudes en visitar mi web. Ofrecemos sesiones tanto presenciales como por teléfono.

 

Pin It on Pinterest

Share This